Metamorfosis


Hoy quiero escribir un poco sobre entrenamiento del cuerpo y la metamorfosis que he ido sintiendo en mi cuerpo durante este proceso.

Cuando comencé en Enero con la intención de rebajar sabía que tenía que incluir ejercicio combinado con comidas saludables para rebajar de una forma saludable. Como siempre me ha gustado la montaña, comencé a ir a VoyPegao los domingos y a caminar en la semana.

Nunca imaginé que lo que comenzó como un complemento a rebajar de peso pudiera ir tomando la forma que ha tomado ahora y que fuera a llegar al punto de entrenamiento en que estoy ahorita.

Quiero contar un poco cómo fue dándose de forma natural cada cosa y como se ha ido dando la metamorfosis de mi cuerpo en estos meses.

Como decía, comencé el ejercicio de nuevo caminando y subiendo a un excursión muy suave el 10 de enero con VoyPegao. Recuerdo que en esa excursión, me costó mucho llegar al guardaparques de Chacaito, porque estaba muy desentrenada, luego que llegué allí y nos fuímos por el cortafuego pude recuperar un poco la respiración, pero no hable con el grupo en ningún momento que implicará subida, estaba tratando de rendir las energías para terminar esa caminata que duró 3 horas.

Después de ese domingo decidí incrementar mis caminatas todos los días al medio día en el polideportivo cerca del trabajo. Eran caminatas muy suaves, pero que iban poniendo en movimiento el cuerpo y ayudaban a que fuera perdiendo más peso. A veces cuando no era en el polideportivo, el entrenamiento era en el club en las máquinas cardiovasculares donde podía ir viendo a todas las personas del club que hacen trabajo de pesas.

Pasaron 2 meses y fui siguiendo con mis caminatas y VoyPegao los domingos, muchas de las excursiones me costaron mucho y ahora me doy cuenta que llegaba más por terca y obstinada de terminar el camino que porque realmente mi cuerpo pudiera subir fácilmente esas rutas. Y entonces llegó la curiosidad por el trote.

Trotar para mí era un martirio, no lograba llegar a un minuto porque me dolía mucho la zona hacia donde está el vaso y ni hablar cómo se me disparaban las pulsaciones. Sin embargo, las caminatas de una hora se estaban volviendo tediosas y cada vez más fáciles de hacer y tenía que buscar algo con que exigirme más que pudiera hacer durante la semana. Entonces comencé a leer el blog de Soy Maratonista http://www.soymaratonista.com y ví que tenían el plan Para Comenzar (http://www.soymaratonista.com/28/plan) que decía esto es para quienes no son capaces de mantener una carrera continua de 30 minutos. O sea yo🙂.

El plan comenzaba combinando caminata con trote, al principio muchos minutos de caminata y poquitos de trote, luego iba bajando los de caminata y subiendo los de trote. Por esa época cumplí años y un amigo me regalo los zapatos de trotar con la forma de mi pisada para no lastimarme corriendo. Así que armada de zapatos y reloj comencé a ir trotando, pero cada vez que había que pasar de 5 minutos veía las estrellas. Recuerdo el día que tenía que trotar 10 minutos, caminar 2 y volver a trotar 10. Comencé con los primeros 10 y no llegué ni a 5 cuando ya me dolía todo, tenia las pulsaciones por el cielo y sencillamente tuve que comenzar a caminar de nuevo. Después de descansar un poco, pues me fuí a un segundo intento de trotar los 10 minutos, comencé a trotar y me conseguí en la línea de la pista a un muchacho de camisa azul que estaba trotando muy lento, pensé en pasarlo, pero después dije, ¿qué tal si me quedó detrás de él y troto a su ritmo? Y así lo hice. Allí aprendí una de las lecciones más importantes en trote, todo se trata del ritmo. Estando detrás del muchacho troté por 20 minutos seguido sin que me doliera nada y sintiendo que todo mi cuerpo iba en perfecta condiciones y armonía. En ese momento entendí que tenía que entrenar mucho más suave en ritmo para poder mantener el trote mucho más tiempo.

La siguiente vez que entrené lo hice suave y en menos de lo que canta un gallo ya estaba trotando a ritmo suave 30 minutos seguidos. Y entonces llegó el viaje a Mérida, que para mí fue toda una revelación en términos de lo que puedo llegar a hacer.

Nos fuimos un grupo a hacer los trekking de los Pueblos del Sur en Mérida  (http://pueblosdelsur.wordpress.com/) y más allá de lo mágico en general que es ese viaje, en mí se dio una transformación muy peculiar. El primer día de trekking caminamos 10 horas, el segundo 4 horas y media y el tercero 6 horas y media. Pero para mí el más especial fue el tercer día. Ese día hicimos la caminata desde el Pueblo de San José hasta Acequias. No se si fueron las truchas de la cena o las arepitas de trigo del desayuno pero yo me sentía muy energética ese día. Comenzamos a caminar y sentía como mi cuerpo me respondía tal y como yo quería cuando tenía que enfrentar alguna colina empinada o cuando tenía que caminar por largo rato. Comencé a despegarme del grupo, pero estaba tan extasiada con la sensación de que el cuerpo me respondiera tan bien y con que no me estuviera cansando a pesar del esfuerzo que comencé a probarme a mi misma y a darme cuenta que SI respondía, que SI PODÍA. Subimos un poco, luego bajamos hasta el valle y allí nos volvimos a reunir el grupo. Comenzamos a caminar de nuevo y mis piernas decían “dale más, dale más”, por lo que volví a separarme del grupo durante la caminata de esa travesía de hora y media por uno de los valles más bellos de Mérida. Nos volvimos a juntar un poco antes de comenzar a subir al Páramo para ir a Acequias, comenzó la subida y las piernas seguían “dale más que tu puedes”, mi tío Papato me dijo “Marines dale con calma”, porque pensó que me podía quedar a la mitad del camino, pero yo sentía que podía seguir a ese ritmo por muchísimo tiempo más, mi cuerpo completo estaba impregnado del SI PUEDES, exigete más. Comencé a subir el páramo y pude a pesar de la altura (a más altura hay menos oxígeno y el ejercicio es distinto)  y de la lluvía con la que tuvimos que lidear, mi cuerpo seguía respondiéndome como yo quería que lo hiciera. A la final terminé muy bien la excursión, sintiéndome de maravilla y habiéndome probado a mi misma que si podía lograr mejor entrenamiento en mi cuerpo. En el resto del grupo comenzaron a bromear con que era la revelación del viaje🙂.

Al regresar de Mérida, no continué el plan de Para Comenzar, porque decidí que quería hacer el de 5K. http://www.soymaratonista.com/category/planes/cinco-kilometros Ya había sentido esa sensación de YO PUEDO en Mérida, era mi momento de seguir profundizando el entrenamiento y sentir como mi cuerpo podía lograr aún más.

Mientras que entrenaba un poco de trote, seguí subiendo la montaña los domingos y se estaba moviendo el gusanillo de la curiosidad de las pesas en mí, pero no me atrevía a hacerlas porque siempre he escuchado que las pesas ponen dura la grasa. Entre un amigo que comenzó a compartir la montaña conmigo y una entrenadora me dijeron que eso era puro mito y que realmente la grasa no se pone dura, que comenzará a hacer entrenamiento de pesas que eso ayudaría en general a la salud y al acondicionamiento físico.

Ana (la entrenadora) me enseñó como usar cada una de las máquinas de pesas del club y comencé entonces a hacer entrenamiento de pesas y tonificación, y luego comencé a realizar la “clase de los flacos” que consiste principalmente en entrenamiento con TRX. Allí se profundizó la metamorfosis y comencé a experimentar cosas en mi cuerpo que nunca había sentido ya que nunca había hecho trabajo de tonificación. En primer lugar la pérdida de medidas del cuerpo se aceleró (no así el peso), luego los tiempos en los entrenamientos de trote comenzaron a bajar sin que eso significará mayor esfuerzo para mí  y lo mejor de todo también el rendimiento en la montaña mejoró enormemente.

El fin de semana pasado quise probarme en Sabas Nieves, ya que normalmente cuando vamos en grupo lo subo tranquila en 30 minutos. Cuando me probé logré 25 minutos, sabiendo que podía bajarlo aún más y este viernes lo hice en 21 minutos y medio😀.

Ayer sábado subí por primera vez por Cachimbo y volví a sentir esa sensación de YO puedo pero aún mejor que lo de Mérida porque el cuerpo me respondía para subir rápido a pesar de la inclinación de la ruta de Cachimbo. Estuvimos en 3:15 desde abajo hasta La Cruz de los Palmeros y luego pude continuar 3 horas más por el resto de la fila hasta el Hotel Humboldt.

Desde que estoy haciendo tonificación siento que en general el cuerpo me responde mil veces mejor cuando le exijo, que la ropa en general me queda mejor, porque no sólo me veo delgada sino “durita” y lo más curioso de todo sobre la sensación es que siento como si tuviera un centro de equilibrio en mi abdomen. Como si todo mi cuerpo estuviera perfectamente balanceado allí. Lo siento cuando hago pesas, lo siento cuando trotó, lo siento cuando estoy subiendo la montaña y lo siento incluso cuando estoy cantando en el coro.

Es increíble la metamorfosis que ha sufrido mi cuerpo  en estos 6 meses por la comida y por el ejercicio. Aunque en la universidad en términos de peso he estado más delgada que lo que estoy hoy, nunca había tenido la sensación de compactes y equilibrio que siento hoy en día en mi cuerpo y el saber que exigiendo un poquito más cada día va a ir respondiendo. La verdad la estoy disfrutando demasiado.

Este camino de ir tomando entrenamiento ha sido muy curioso y divertido y nunca me pude imaginar al principio del año que podía tomar este rumbo. Sabía que iba a estar más delgada, ya que me había trazado esa meta, nunca imaginé que estaría más delgada y bien entrenada, esta última parte ha sido un gran plus de todo este proceso que decidí arrancar en Enero.

Estoy muy agradecida con las personas que han ido apareciendo a lo largo de estos 6 meses y le han ido sumando un poquito al acondicionamiento con sus consejos y guías.

Estoy muy emocionada e ilusionada esperando a ver que tal subiré Sabas Nieves después que haya terminado el plan de entrenamiento de 10K http://www.soymaratonista.com/41/plan-para-correr-10-kilometros-principiantes y como seguirá respondiendo mi cuerpo a las metas incrementales de entrenamiento con que estoy trabajándolo.

Si tienen chance les recomiendo sumarle un poco de cardio y tonificación a su rutina diaria, el cuerpo se los va a agradecer y ustedes lo van a disfrutar un montón.

Cierro con algunos aprendizajes de esta experiencia:

  • El cambio debe ser incremental, sino puedes frustrarte.
  • Las metas cortas luego van sumando al largo plazo.
  • Pide consejo a quién sepa de lo que te interesa.
  • El ejercicio que vayas a hacer tienes que disfrutarlo, así al principio cueste.

8 responses to “Metamorfosis

  1. Que bonito Mari, gracias por lo que escribes. Leyendote aprendo siempre algo, todo bueno.
    Yo sigo mi rutina de caminatas, gimnasia al aire libre y Tai Chi dos veces a la semana. Me siento fenomenal con las comidas.
    Gracias nuevamente
    Un abrazo

    • Hola🙂, que chevere poder ayudar con estas palabras. Excelente que mantengas la caminata y más si son al aire libre. Alguna vez leí que es el mejor ejercicio para nosotras las mujeres porque son de bajo impacto para las rodillas y nos ayudan muchísimo con el tema hormonal. Si además le pones gimnasia y Tai Chi pues genial. Me alegra muchísimo que te esté yendo bien con las comidas, ¿qué menús has preparado?

  2. Margarita Fernández

    Super motivador este post Mari, hoy cumplo años y pedí de regalo de cumple el libro verde. Ya te contaré como me va por lo pronto este martes espero que no llueva para retomar el Yoga en los jardines de PDVSA La Estancia que es una nota.

    Saludos
    Margarita

    • Muy feliz cumpleaños🙂. Espero que te den el libro de cumpleaños y que lo disfrutes muchísimo. Que bueno que tengas una actividad como el Yoga que disfrutes mucho y te pueda servir de ejercicio, cruzaré los dedos para que no llueva🙂

  3. Margarita Fernández

    Siiiiiiii me regalaron el libro y lo pase muy bien. Una pregunta cuando dices que subes al Avila Voy pegao es una expresión o es un grupo de excursionismo? si es esto ultimo pasame el dato plis

    Saludos

    • Hola que bueno que te dieron el libro. Voypegao es un grupo de excursión que sube los domingos al Ávila por rutas muy diversas. Nuestras excursiones son como mínimo 3 horas y media. Dime a que correo quieres que te lleguen la información de las excursiones y le digo a mi tío que te incluya en ellas.

  4. Margarita Fernández

    me encantaría mi correo es: marga276@gmail.com
    Saludos
    Margarita

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s