Menu Ad hoc 2 de Sasha Fitness


Continuando con las pruebas del libro de las Recetas de Sasha Fitness, les comparto el segundo menú que diseñe en base a sus recetas y que cocine durante el día de hoy.

En esta ocasión no hice un desayuno del libro, porque tuvimos que salir muy temprano, así que hice uno de mis desayunos típicos y por ello no lo incluí como parte de este menú. Así mismo no incluí meriendas del libro, porque cómo cocine el postre de la torta de chocolate quise dejar el espacio de las meriendas para frutas y el yogurt que normalmente son parte de mi alimentación.

Sin más pre-ambulos esté es el menú que probé hoy:

  • Almuerzo:
    • Pechuga de Pollo Dijon  (Porc por receta: 2*) Pág 124
    • Cucús de Oregano  (Porc por receta: 6*) Pág 142
    • Ensalada de Quinoa (Porc por receta: 8*) Pág 90
    • Torta de Choco-Café  (Porc por receta: 20*) Pág 154
  • Cena: Camarones Orientales  (Porc por receta: 3*) Pág 118

A continuación el análisis nutricional de este menú ad hoc, considerando las porciones por recetas colocadas arriba:

Resumen Menu 2 Adhoc Sasha Fitness

Menu 2 Adhoc Sasha Fitness

Cómo coloque arriba el menú no incluye desayuno, ni meriendas, por lo tanto es lógico que las calorías sean menores que las del menú 1, pero también es lógico que no tenga tantas vitaminas y minerales como ese menú, porque esos requerimientos adicionales pueden ser fácilmente cubiertos con el desayuno y las frutas que se escojan como meriendas para complementar este menú. Tal cómo el primer menú, es una combinación que tiene un % relativamente alto en grasas, por lo que conviene que las meriendas sean principalmente frutas que aporten las vitaminas y los carbohidratos necesarios.

Así mismo es importante notar que el nivel de grasas saturadas es mayor que el menú de ayer, por lo que se refuerza aún más el buscar meriendas basadas en frutas para complementar este menú.

Comencemos entonces con los comentarios de cada una de las recetas elaboradas:

El Almuerzo

20150518_145400

Este menú quedó muy rico y queda una buena cantidad. Es incluso más de lo que se ve en la foto, porque yo como porciones un poco más pequeñas de proteina que las que da la receta. Así que se los recomiendo con los ojos cerrados, no sólo porque queda sencillo pero muy rico, sino también por lo rápido que se puede cocinar (20 minutos máximo). En este caso, a diferencia del menú 1 que diseñe, me gusto mucho el maridaje entre las diferentes recetas.

Les comentó sobre cada receta individual:

Pechuga de Pollo Dijon: este plato queda muy sabroso, mucho más suave en el sabor de lo que hubiera podido anticipar antes de cocinarlo. Me gustó mucho y le da una sabor diferente a la clásica pechuga de pollo que es tan buena para el almuerzo.

Cuando la preparen hay un detalle full importante. En la lista de ingredientes se coloca la mostaza dijon, sin embargo, en la descripción de cómo hacer la receta no aparece cuando hay que agregárselo. Como referencia, yo se lo coloque luego de haber cocinado las cebollas y el ajo y justo antes de colocar los pollos.

Cuscús de Oregano:  Esta receta es tan sencillita de hacer, que si les gusta el Cuscús se volverá una de sus favoritas. Me parece que va excelente con la pechuga de pollo dijon, no sólo por su sabor, sino además porque ambas recetas necesitan un poco de caldo para ser hechas. Así que pueden calentar el caldo, usar la porción que corresponde para la receta del pollo y luego poner el caldo restante a hervir para hacer esta receta. Sencilla, rápida y rica.

Respecto al caldo, les dejo un tip. Yo suelo comprar un pollo entero una vez al mes, y de ese pollo cocino para diferentes almuerzos: pechugas, paticas de pollo y alitas. Con el esternón que queda, preparo un caldo de pollo, de allí me queda un poco de pollo cocido en el esternón, que puede ser removido fácilmente con un ternedor y preparar luego una reina pepiada y por supuesto el caldo, el cual dejo enfriar, desgraso y luego guardo en potecitos separados con su respectiva tapa en el congelador. Estos “cubos de hielo de caldo”, se mantienen en perfectas condiciones y cuando quiero usar caldo de pollo en una de mis recetas, sólo tengo que descongelar uno de los potecitos, sin necesidad de tener que usar cubitos o preparar un caldo (que toma tiempo) cada vez que quiera hacer una receta. Lo mismo hago cuando hago la carne mechada, el agua que sobra luego de cocinar la carne, lo desgraso y guardo en potecitos separados en el congelador.

Ensalada de Quinoa: a mi me encantó esta ensalada, sobretodo por las texturas que quedan en el plato. Cómo se habrán dado cuenta, para mi las texturas de un plato son muy importantes para disfrutarlo aún más. Volviendo al plato, la ensalada es super sencilla de hacer y muy gustosa con unas texturas interesantes entre la quinoa y las almendras con los otros vegetales. Cuando estén haciendo esta receta deben ser cuidadosos con la porción de quinoa y almendras utilizadas porque de allí viene la mayoría de las calorías de esta receta. Si la están usando como acompañante de un almuerzo (como es este caso) recomiendo usar 8 porciones por receta, pero si lo van a usar de cena solo, es mejor tener 4 porciones por cada receta.

20150518_151444

El postre: Torta de Choco-Café: esta receta me gustó muchísimo porque su sabor es muy fuerte y me declaro fanática del café. Pero debo hacer la misma advertencia descrita en el post de las primeras impresiones del libro La receta usa aceite y harina de coco, además de chocolate negro y avena. Todos estos ingredientes tienen características interesantes, pero son calóricos, así que conviene hacer buen uso de la porción.

Un punto que si note al realizar esta receta es que los ingredientes secos, son muchos más que los ingredientes húmedos, por lo que al ver cómo estaba quedando la textura y que la receta no iba a funcionar así decidí agregarle agua para que se integraran mejor los ingredientes y llegar a la textura que estaba buscando. ¿Cuánta agua?, bueno es díficil de explicar, lo hice por experiencia en la cocina, pero tiene que quedar como si fuera plastilina, es decir, todos los ingredientes deben estar integrados y ser maleables pero sin llegar a ser una pasta de torta que suele fluir al levantar la cuchara.

Específicamente para esta receta, recomiendo hacer ponquecitos en vez de una torta completa, porque al dividir la masa que queda en 10 o 20 porciones cuasi-iguales, de entrada ya sabrás cuál es la porción adecuada para comerse. Además estarás creando un punto de decisión, un concepto de “behavioural economics” como se explica en el video de using decision points as a nudge. Ese simple punto de decisión te ayudará con el control de las calorías sin ni siquiera tener que llevar la cuenta en sí mismas.

La cena: Camárones Orientales. 

20150518_200313

Esta receta es interesantísima. En lo personal les agarré mucho el gusto a los camarones después del reto del Libro Verde de Scannone (antes no los pasaba) y la verdad los preparo con cierta frecuencia de cena porque son muy ricos en proteínas y muy bajos en grasa lo que lo hace ideal para control del hambre, además que bien cocinados son divinos. Esta receta me gustó porque es distinta a las formas como tradicionalmente he comido los camarones. Mi expectativa inicial es que fueran muy agri-dulces por la miel y la salsa de soya, pero la verdad es que la porción que tiene de miel es mínima, por lo que el sabor que termina destacando es el del jengibre con la salsa de soya, lo que le da un sabor diferente e inusual a los camarones. Lo otro que me encanto es que la receta tenga brocolis, porque este vegetal es fantástico en todas sus propiedades nutritivas y es una manera muy original de incluirlo en nuestro plato.

Mi esposo, le encantó este plato y creánme que es un gran fanático de los camarones y lo ha comido de varias formas, así que contar con su aprobación es muestra de que el plato es realmente bueno. Él lo combinó con un pan estilo sueco muy alto en fibra, que absorbió parte los juguitos de la receta y la verdad fue un excelente complemento del plato.

Cuando lo cocinen les doy un tip muy importante, piquen el jengibre lo más pequeñito que puedan. Yo lo pique pequeño, pero para mi gusto no fue lo suficiente pequeño, creanme que quieren que el jengibre esté omnipresente en el plato, esa es parte de la idea de esta receta, pero no quieren morder un pedazo grande de jengibre. El otro punto que creo que puede elevar aún más este plato es añadirle ajonjolí tostado.

Reflexiones sobre este Menú. 

En términos de maridaje de comidas, me gustó más este que el anterior, pero a este aún le faltaría combinar desayuno y meriendas. En otro post que no vaya tan orientado a probar las recetas de Sasha, sino en crear menús saludables puedo compartir cómo complementaría este menú.

Volveré a hacer otras recetas de este libro en 2 o 3 días, porque por ahora hay que comerse los postres y lo que ha venido sobrando de los otros menús. Así que prefiero darme unos días más tranquilos en la cocina para no desperdiciar la comida. A penas siga probando las recetas de este interesante libro les seguiré contando. Hasta el próximo post.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s