Dos recetas veganas domingueras


Aprovechando que era fin de semana, y estaba inspirada en la cocina, seguí haciendo mis pruebas de recetas diferentes en el mes de la variedad. Esta vez dos recetas veganas, provenientes un excelente blog español: Dime que comes.

Las recetas son:

Se preguntarán: ¿Mari se volvió vegana? Nope, no soy ni vegana, ni vegetariana, pero si creo que en términos de nutrición y comida rica estas formas de comer tienen mucho que enseñarnos y aportarnos y en particular me parece que el perfil de Lucía (la autora del blog) es bien interesante, dado que comenzó siendo cocinera en restaurantes de muy buen nivel en España y después estudió formalmente nutrición y su enfoque es claramente hacia el vegetarianismo, que cómo dije antes no es mi preferencia en estilo de comida, pero que si tiene muchísimas recetas saludables para aportarme.

Entonces vamos con las recetas, si bien está vez seguí bastante las recetas originales, si le metí modificaciones menores a ambas.  Ajá, acá los detalles:

Croquetas de Coliflor al Horno: 

Para 50 croquetas de 30 gramos aprox cada una
Ingrediente Cantidad Unidad de Medida
Zanahorias 100.00 Gramos
Tomate 5.00 Unidad
Avena 200.00 Gramos
Sal 1.00 Cucharada
Chia 100.00 Gramos
Semillas de Sesamo 125.00 Gramos
Pimenton Rojo 75.00 Gramos
Cebollin 2.00 Unidad
Coliflor 650.00 Gramos

La principal modificación que incluí es que use un puré de tomate que tenía en la nevera y no tomates secos como ella coloca, además agregué un puré de zanahorias que estaba bien parado en mi nevera, le quite el aceite (no oilgirl😉 ), nada de pan rallado y en su lugar usé semillas de chía y aumenté la cantidad de pimentón porque le de más color y gusto al plato.

Antes de empezar a explicar los pasos quiero hacer una advertencia MUY importante al momento de escoger la avena que utilizaran. Es muy importante que si van a usarla de una marca comercialmente conocida como es Quaker, le metan muy bien el ojo a la etiqueta. Las únicas dos que yo uso,  luego de analizar bien sus etiquetas son estas:

20150531_121718

Y la mejor es la del pote redondo. ¿Por qué? Fácil, por el ázucar añadida. La de Weight Control o la otra casi no le agregan ázucar y cuando se leen los ingredientes indican whole oats grain, pero los otros productos de Quaker, que se ven bellos (y normalmente son los más vendidos) cuando le metes la lupa a la etiqueta, puedes ver que tienen en 100 gramos del producto hay más de 10 gramos de ázucar añadida. Totalmente innecesaria y vuelve la avena que es una maravilla nutricional en un producto con un ingrediente añadido que te hará subir absurdamente tu curva de glicemia en la sangre. Así que mosca con esto.

Luego de dada la advertencia sigo con los pasos de cocina.

1.- Se juntan la avena, con el tomate y se deja reposar para que la avena se ablande con el líquido. En la receta original, como Lucía usa tomates secos, ella agrega agua. Cómo yo use puré de tomate, ya eso tiene líquido suficiente así que no hizo falta usar nada de agua.

2.- Se cocina el coliflor al vapor. Para hacer esto, se puede hacer lo que yo hice que es colocar una ollla con agua hirviendo y encima colocar un colador con el coliflor, eso ayudará a conservar mejor los nutrientes.

20150531_122532

3.- Se coloca a “sofreir” el cebollín y el pimentón en un sarten. Coloco entre comillas sofreir, porque yo no uso aceite, así que realmente lo que hago es colocar los ingredientes picaditos y colocar un charquito de agua, para que se caramelicen en las ázucares propias del alimento.

4.- Cuando la coliflor esté cocida, se trozea con un tenedor y se le agrega al sartén donde se hizo el sofrito y se saltea con los otros ingredientes. En este momento fue que agregué el pure de zanahorias que tenía hecho con anterioridad.

5.- Se le agrega la avena y el tomate al salteado de vegetales y se comienza a cocinar a fuego lento. Bien pendiente con lo del fuego lento, porque esto comienzo a cocinarse mucho más rápido de lo que esperan. Mientras se cocina, busquen formar una masa homogenea que parezca más un puré con todos los ingredientes.

6.- Se coloca la sal (y otros condimentos opcionales como la pimienta). En este paso es muy importante la experiencia culinaria, en lo que llaman la sazón. Los vegetales usados son de sabores suaves, por lo que se necesita la sal para poder realzar esos sabores, pero se puede pasar demasiado fácil del punto de desabrido a incomiblemente salado. El punto de sal es super importante en platos como esté porque no tienes donde esconderlo. Así que si no tienen demasiado experiencia con eso, vayan poco a poco y vayan probando hasta que lleguen al sabor que les es agradable.

20150531_125017

7.- Se colocan en un plato las semillas de chía mezcladas con las semillas de sesamo y de allí se comienzan a hacer las croquetas. En la receta original Lucía indica que lo mejor es dejar enfríar la masa y guardarla en la nevera hasta el día siguiente, sin embargo, les doy el truquito para poder seguir de largo…. En efecto es muy difícil de manipular esta masa completa cuando está caliente para empezar a hacer las croquetas, tan simple, porque te quema la mano. Sin embargo, si se agarra un poco de masa con una cucharita (aún la mano no entra en contacto con la masa) y se coloca sobre el plato que se tiene con las semillas, se puede comenzar a envolver la masa con las semillas, hasta que las mismas hagan el efecto de aislante térmico y puedan terminar de darle forma con la mano porque ya no quema.

8.- Una vez que se hayan hecho las croquetas, se meten en el horno, sobre la malla de horneado y se hornean por apróximadamente 20 minutos.

20150531_125848

9.- Se sirven y se disfrutan🙂.


20150601_123609
20150531_132330

Impresiones: Esta receta es fantástica, sabe super rico, es super nutritiva y es original. Me pareció una excelente manera de comer coliflor que no es el vegetal más amado del mundo.  Quizás el único contra que le encuentro a la receta es el tiempo que requiere para cocinarla, en pocas palabras divina, sana pero laboriosa.

Como siempre para que se hagan una idea de lo buena que es la receta aquí está la info nutricional de una ración razonable de esta receta, en este caso equivale a 4 croquetas:

Tabla 4 croquetas

4 Croquetas

Lo mejor a destacar es que es baja en grasas saturadas y super alta en fibras, ya que nos da 8.13 gramos (de un recomendado de 25 gramos diarios), casi un tercio de lo que nos recomiendan. Lo otro muy interesante es su concentración en minerales y vitaminas, en especial la vitamina A y la  C.

Tortitas veganas de cambur y cacao

El mayor cambio que le realicé a esta receta, fue cambiarle el aceite por el puré de manzana casero que explique en el último post y los ingredientes no comunes como el Teff y la mantequilla de maní los cambie por harina de almendras. Esta receta la hice de postre, pero la verdad, verdad, es mejor de desayuno.

Les dejo los datos:

Para 6 tortitas
Ingrediente Cantidad Unidad de Medida
Cambur 1.00 Unidad
Papelon 2.00 Cucharada
Bicarbonato de sodio 0.33 Cucharada
Harina de Almendras 40.00 Gramos
Cacao en polvo 25.00 Gramos
Sal 0.15 Cucharada
Puré de Manzana 1.00 Cucharada
Avena 80.00 Gramos

Preparación: 

1.- Se mezclan en un bowl todos los ingredientes secos (excepto el bicarbonato de sodio).

2.- Se mezclan por otro lado todos los ingredientes líquidos. Les sugiero manejar el agua con cuidado para que no se les ague la masa.

20150531_135929

3.- Mezclar todos los ingredientes juntos y añadir al final el bicarbonato de sodio.

4.- Pre-calentar un sarten con teflón y luego colocar 2 cucharadas de la mezcla y esparcir un poco con la cuchara.

5.- Esperar que se le hagan burbujitas (igual que una panqueca) y voltear. Cocinar 3 minutos más y servir caliente para disfrutar.

20150531_140717

Conclusión: A mi me gustaron, a mi esposo, más o menos.  Es una receta que está hecha con chocolate oscuro, por lo que si están esperando un sabor dulce de chocolate de leche, pues no es lo que van a conseguir, pero tampoco se esperen el amargo del chocolate negro (de hecho a mi no me gusta el chocolate negro) porque el cambur bloquea ese sabor, así que queda con un balance que me agrado. En todo caso, si les parece que le falta dulce, ponganle un poquito de Stevia y asunto arreglado.

Para cerrar y como siempre, aquí la info nutricional de esta receta.

Tortitas veganas

Tortitas Veganas detalle

Besos y hasta la próxima receta.  Espero que disfruten estas dos variaciones veganas. Enjoy!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s